Montaña Guatisea

Han sido tres veces las que he subido esta montaña; la primera en marzo del 2013 la bruma atrapada en su cima no nos dejó ver nada, la segunda fue en domingo soleado de abril del 2016, a esta fecha corresponden las fotos que verán pues la isla mostraba un cierto verdor por aquellas fechas, cosa que no ocurría esta última vez, en noviembre del 2017, donde pudimos apreciar desde sus alturas el grado de sequía y aridez que sufrimos en la isla.

Se sitúa en el municipio de San Bartolomé, dando cobijo al pueblo de Montaña Blanca que se aposenta entre la Guatisea y la montaña del mismo nombre. Tiene una altura de 544 metros.

Iniciamos el ascenso por su lado norte que cuando las lluvias y la humedad lo permiten se cubre de verodes.

La subida es bastante empinada, en tramos hay casi que trepar por eso se gana altura rápidamente.

Y aparece la caldera con cultivos en pleno rendimiento.

Las vistas se van ampliando.

Vemos la Juan Bello y a sus pies la Bodega El Grifo.

Mirando a San Bartolomé aparece la Caldera Honda y Caldera LLana.

Y continuamos subiendo hasta su cima.

Observamos frente a nosotros y mirando al mar la alineación de la Montaña Blanca, Tesa, Tegoyo, Gaida…

Vista al pueblo de San Bartolomé mientras comenzamos a descender.

Y cerramos el circulo y nos volvemos, como siempre, siguiendo los caminos.

Recientemente me he ido a vivir a los pies de esta montaña y casi cada día me regala postales de los más diversos colores, les muestro algunos ejemplos:

Al igual que la Montaña Blanca la Guatisea también cuenta con una serie de maretas y canales esculpidos en sus laderas construidos en el pasado para el aprovechamiento del agua. En breve añadiré fotos a este post.

Entrada publicada el 28 de enero de 2018