Montaña Bermeja del Golfo

Hemos estado en la Bermeja de Conil, en la Bermeja de Playa Quemada, pero ninguna hace tanto honor a su nombre como la Bermeja del Golfo, más si vas cuando el sol de la tarde la ilumina y la enciende cual hierro incandescente. La he subido dos veces; la primera el sol la iluminaba, ya lo apreciarán en el colorido de las fotos, la segunda estaba nublado pero a última hora el sol se coló bajo el manto de nubes y antes de esconderse en el mar me regaló toda una paleta de colores.

roja1

Se encuentra en la costa Oeste, en el municipio de Yaiza y mide 111 metros.

mapa

Al pie del acantilado que mira al mar nos encontramos un charco de agua salada cuyos tonos verdes rivalizan con los rojos y negros de la lava.

roja2

Un sendero rodea por la derecha el volcán y nos lleva a su parte “trasera”. Empezamos a subir, la rampa es muy empinada y de lava compacta, a medida que ganas altura, en algún momento casi hay que trepar.

roja3

roja4

roja5

Desde lo alto, el rojo contrasta con un incipiente verdor que cubre las tierras antiguas de la zona y que la lava de la útimas erupciones no sepultó.

roja6

Mirando a Janubio se aprecia el mar de lava joven que ganó terreno al océano.

roja7

Momento foto con mi amiga Ana.

roja8

Y nos acercamos al acantilado no apto  para los que padecen vértigo.

roja9

roja10

roja11

Y toca bajar, no es lugar para esperar la puesta de sol pues la bajada es muy escarpada y se hace muy peligroso hacerlo sin luz suficiente. Aunque contemplar el ocaso a nivel del mar tampoco resta disfrute a tremendo espectáculo.

roja12

roja13

roja14

Entrada publicada el 28 de Octubre de 2015